Posteado por: bedia | 22 abril 2009

Maestr@s de la II República: brigadistas de la cultura

La semana pasada se celebraba el 78º aniversario de la proclamación de la II República española y (en cifra más redonda y más infausta) el 70º aniversario del final de la guerra civil con la derrota de la Republica.

El 1 de abril de 1939 no solo terminaba una cruenta guerra (preludio de la que, poco más tarde, devastaría Europa) sino que continuaba y se recrudecía (ahora sin apenas oposición) una cruel represión contra todo lo que el régimen nacional-catolico consideraba afín a la República. Y algo muy afín a la República fue la Cultura.

El Articulo 48 de la Constitución de 1931 establecía que:

  • “El servicio de la cultura es atribución esencial del Estado, y lo prestará mediante instituciones educativas enlazadas por el sistema de la escuela unificada”.
  • ” La República legislará en el sentido de facilitar a los españoles económicamente necesitados el acceso a todos los grados de enseñanza, a fin de que no se halle condicionado más que por la aptitud y la vocación”.
  • “La enseñanza será laica, hará del trabajo el eje de su actividad metodológica y se inspirará en ideales de solidaridad humana”.

Desde sus inicios el ansia de alfabetización formó parte del programa de espíritu republicano. Y para muestra solo unos “botones”:

  • En los dos primeros años de República fueron construidas 16 mil nuevas escuelas.
  • En cuatro años el número de maestros pasó de 37 mil a 50 mil.
  • Se produjo una importante dignificación (salarial y profesional) de la profesión docente.
  • Se crearon las Misiones Pedagógicas con el objetivo de “difundir la cultura general, la moderna orientación docente y la educación ciudadana en aldeas, villas y lugares, con especial atención a los intereses espirituales de la población rural“.

La labor del personal docente durante la II República fue encomiable y en concreto la de los miles de maestros y maestras que desarrollaron su labor en pueblos y ciudades. Su labor de ser, durante todos estos años, la vanguardia de la cultura y los valores republicanos les supuso un gran coste personal. Cientos fueron asesinados por los secuaces del golpe militar de 1936, y decenas de miles fueron expedientados y/o apartados durante décadas de su profesión. Los más afortunados sufrieron el exilio.

Algunas de sus historias se narran en:

  • la película LA LENGUA DE LAS MARIPOSAS de Jose Luis Cuerda (información sobre ella en Wikipedia y videos sobre la película)
  • en el cuento de Manuel Rivas del mismo nombre (en el que se basa la película y que puedes leer aqui)
  • el libro MAESTROS DE LA REPÚBLICA de la escritora María Antonia Iglesias (cuyo prólogo se puede leer aqui) en el que se cuentan 11 casos concretos (con nombre y apellidos) de maestros y maestras que dieron su vida por ser la “luz de los humildes“.

cartel-republica-combate_ignorancia

Más información:

Anuncios

Responses

  1. […] a los niños del frente durante la Guerra) dan testimonio de su vocación docente. Él fue uno de esos maestros de la República de los que ya hablamos […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: